El Sevilla Fútbol Club ha dado a conocer que el defensa francés, Joris Gnagnon, ha sido dado de baja del plantel debido a su indisciplina y aparente sobrepeso constante, el defensa galo se marcha con a penas 17 partidos jugados en 3 temporadas con el cuadro español.

Gnagnon de 24 años llegó en 2018 proveniente del Stade Rennais con un costo de casi 14 millones de euros, el nacido en Bondy apuntaba para ser una promesa a futuro tanto en el cuadro sevillano como en la selección francesa, misma en la que jugó hasta su categoría sub 21.

El jugador tenía un contrato que lo vinculaba con el equipo rojo hasta 2023, sin embargo, de acuerdo con el comunicado oficial, la directiva sevillana decidió rescindir su  contrato debido a “falta de profesionalismo”: “A pesar de los diversos planes especiales de entrenamiento y nutrición que le prescribían los preparadores físicos, lo que le ha impedido desempeñar su trabajo como futbolista profesional y ha motivado su despido”, indicó el comunicado.

Cabe destacar que esta no es la primera vez en que Gnagnon es señalado por superar el límite de peso, desde su llegada al equipo español de la mano de Joaquín Caparrós, el francés batalló para controlar su peso, esto a pesar de que el club le impuso un plan de entrenamiento y nutrición especial que le prescribían los preparadores físicos.

En la pasada temporada, el francés jugó a penas 29 minutos en la Copa del Rey, en la presente temporada el técnico Julen Lopetegui ni siquiera lo consideró para las reservas del club, en las últimas semanas antes de su despido se encontraba trabajando junto con el camerunés Ibrahim Amadou en la ciudad deportiva José Ramón Cisneros Palacios, ajeno a toda la dinámica del primer equipo.