Por causas ecológicas, la ONG medioambiental alemana Deutsche Umwelthilfe (DUH) presentó sus primeras demandas contra los consorcios BMW y Mercedes-Benz.

 

Por medio de un comunicado precisó la organización,  “El lunes 20 de septiembre, los dirigentes de Deutsche Umwelthilfe presentaron por primera vez demandas contra dos empresas alemanas por cuestiones climáticas”.

 

Las demandas fueron presentadas ante los tribunales regionales de Múnich y Stuttgart, donde se ubican las sedes de BMW y Mercedes-Benz, respectivamente.

 

En concreto, la organización medioambiental exige que las compañías reduzcan emisiones de carbono de sus automóviles y dejen de vender los vehículos con motores diésel y de gasolina para 2030.

Previamente ambas empresas se negaron a hacerlo, se lee en el comunicado.