Recientemente el gobierno de Corea del Norte, encabezado por su líder Kim Jong-un, calificó de amenazante y extremadamente peligroso al acuerdo al que han llegado los países de Estados Unidos y Australia por la medida de desarrollo de submarinos de propulsión nuclear.

Dicho anuncio sobre el denominado AUKUS, tampoco fue bien recibido por la República Popular de China. Posteriormente, los norcoreanos afirmaron que este acuerdo generará un desequilibrio estratégico en la región Asia Pacífico. Por lo que que están preparados para responder al mínimo impacto adverso en la seguridad de su país.

Así mismo, se aseguró que la actitud del gobierno estadounidense forma parte de un claro atentado en contra de las normas y órdenes emitidas por los organismo internacionales. Siendo también calificado como una clara amenaza a la paz y a la estabilidad internacional.

“Son los principales responsables de la caída del sistema internacional de no proliferación nuclear”, sentenció Corea del Norte.