*Culto a la personalidad de López Obrador, obligación en la T4a

 

*” Monólogo de su Soberbia” vergonzante autoalabanza del Peje

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

 

 

 

Nunca, jamás en mis 45 años de periodista imaginé que la política exterior mexicana, políticamente se prostituyera. Es hasta la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador/Morena/Transformación de 4ª, y su afán dictatorial que en sólo 3 años  10 meses, derrumbó, destrozó,  avergonzó el excelente trabajo diplomático de insignes cancilleres como Genaro Estrada Félix (Doctrina Estrada), Jaime Torres Bodet, Don Antonio Carrillo Flores, Don Alfonso García Robles (Premio Nobel de la Paz, 1982), Emilio O Rabasa, Santiago Roel García, Bernardo Sepúlveda Amor (de enorme personalidad), José Ángel Gurría, Rosario Green Macías, entre otros. 

Nuestro país había sido ejemplo de respeto, dignidad, defensor de la paz, el desarme, el respeto a los Derechos Humanos, a la libre determinación de los pueblos, pero… desde 2018 cuando el Coordinador Nacional de México -que lo hace mal- no sabe gobernar, Andrés Manuel, nombra como Secretario de Relaciones Exteriores a Marcelo Ebrard Cassaubón, un auténtico truhan, corrupto, chaquetero, saltimbanqui de la política, estafador, defraudador (Línea 12 del Metro de la CDMX), que de relaciones exteriores sólo sabe huir a otro país (cuando escapa de México al concluir su gestión como Regente del DF por el PRD por el tema de la L12), que existe pasaporte y visa… no más. La diplomacia mexicana perdió, se hundió en la mediocridad (cómo no, si el canciller es mediocre y su jefe también), no podrían proyectar otra ineficiencia.

Como la improvisación, corrupción, impunidad, incapacidad son cualidades de este fallido gobierno (Transformación de 4a), colocar responsabilidades sociales, públicas, de representación a amigos, afinidades, intereses, sin importar capacidad, habilidades, perfil profesional, los resultados tienen que ser desastrosos, mediocres, vergonzantes.

Lo más sencillo para un mal gobernante (López Obrador) es “salvar” el pellejo (por favores recibidos) de políticos rapaces (Marcelo Ebrard, Napoleón Gómez Urrutia, Quirino Ordaz, Antonio Echeverría, Ricardo Monreal, Mario Delgado, etc.) les da cargo, aunque carezcan de conocimientos y perfil para el cargo, la consecuencia surge de inmediato.

Ebrard, como Canciller (jajajajaja) su función es conducir la política exterior mediante el dialogo, la cooperación, la promoción del país, la atención de los connacionales en el extranjero y coordinar la actuación internacional del Gobierno de la República. Lamentablemente, no ha desempeñado el papel que hicieran los ex titulares de Relaciones Exteriores, ocupándose más en temas de huachicoleo, salud, supliendo ilegalmente las funciones de los responsables de esas carteras, pretendiendo con ello exhibir su imagen política futurista.

Como su mesías, habla de todo, pero nada hace bien, o como dice el refrán, Marcelo es aprendiz de todo, titular de nada 

 

Quiere abarcar todo, no sabe delegar funciones, igualito a Andrés Manuel. Ese descuido o desinterés por la proyección positiva de México, ha ganado el escarnio, la burla, los chascarrillos de líderes mundiales por su incapacidad de gobernar un país querido en el concierto internacional. Sus yerros en política interior, su amasiato con la delincuencia organizada y los cárteles mexicanos, su enfermizo deseo de desaparecer organismos multinacionales como la OEA, la OCDE, ridiculizan la ineptitud de un político improvisado, vengativo, clasista, corrupto y simulador.

Lo más reciente que ha sido el acabose internacional de López Obrador y su política exterior (porque Ebrard Cassaubón no ha sabido manejar la imagen, trabajo, “logros” -que no los hay- esfuerzos, proyección, acuerdos multilaterales, etc.) de nuestro país, distraído en asignaciones fuera de su ámbito de competencia, como las vacunas anti COVID, asignatura pendiente, que no han sabido resolver tampoco Jorge Alcocer (secretario de Salud) y el inepto Subsecretario del ramo Hugo López Gatell.

Esa responsabilidad ignorada por la Transformación de 4ª, es resultado del pésimo, inepto, inhumano manejo del SARS-COV-2, que no ha contenido, minimizado, ni resuelto. Los números habla por sí solos: al 17 de septiembre 2021, más de 283 mil defunciones, contagios más de 3 millones 550 mil, lamentablemente son cifras oficiales (maquilladas, mentirosas, engañabobos, “triunfalistas”, del régimen incapaz de tener un plan de trabajo), a las que debemos sumarle entre 50 y 55%. 

Justamente por eso es criticado, vituperado en el mundo López Obrador, más ocupado en su proyección de lidercillo hitleriano, chavista, castrista, orteguista, que en atender como prioridad la sanidad, desarrollo económico, social, nacional, inseguridad, educación, acabar con la corrupción oficial (T4a), de más de 129 millones de mexicanos azotados por la política personal, fanfarrona, fantasiosa, fascista, inmoral, incapaz del hombre que llegó legítimamente al poder en 2018 con más de 30 millones de votos, que en sólo 3 años 10 meses ha dilapidado, perdido la confianza y respaldo de los mexicanos de bien (claro, menos de sus chairos, amlovers, pejezombies, aduladores, adoradores, botts, pagados y locuaces seguidores).

La Transformación de 4ª ha perdido el rumbo, está desesperada y sus habilitados “compromisos” (por favores recibidos) en nada ayudan a su ídolo. Sus acciones se suman al desprecio, enfado, inconformidad contra el sujeto que en hito histórico ganó Palacio Nacional arrasando en las elecciones.

Esa caterva de larvas (gabinete, legisladores, embajadores, cónsules, etc.) están obsesionados, no por servir a la sociedad que paga sus salarios, bonos, bondades de la democracia, proyección política futurista) sino ponderar el culto a la personalidad de López Obrador, quién en un arranque de soberbia, egolatría, vanidad, arrogancia, dijo no quiero que se use mi nombre para nombrar ninguna calle. No quiero estatuas, no quiero que usen mi nombre para nombrar una escuela, hospital, nada absolutamente” 

Le recuerdo a López que aparecer todas las mañanas en el “Monologo de su Soberbia” es insultante culto a la personalidad, pues por más de 2 horas y media, pondera su jeta, devoción, adoración, rito, al líder de la Transformación de 4ª, para que sus seguidores lo adulen, adoren, idolatren, utilizando perversamente encuestadores “a modo”, como Roy Campos, las que paga La Jornada, lo que filtran sus botts, pagados con el erario público (impuestos de los mexicanos), inundando las redes sociales con alabanzas y loas al tabasqueño.

Todo esto ya rebasó el ámbito nacional. Nunca en tantos años de ver y escuchar celebraciones del Grito de Independencia (la noche del 15 de septiembre) se había presentado algo tan indignante, falto de respeto a los héroes del movimiento libertario y al protocolo cívico, diplomático, social y popular.

Resulta que en Turquía, su capital Estambul, la Cónsul de México (no embajadora), Isabel Arvide, de negro pasado, habilitada como “diplomática”, por sus adulaciones, adoraciones, entreguismo a López Obrador (siendo priista ella toda su vida), le tocó encabezar la ceremonia ante la comunidad mexicana radicada ahí. Todo iba bien, sólo que la llegar a las arengas de las ¡Viva México!, la torpe politizó la celebración nacional, social, popular, de orgullo, melancolía -por estar fuera de su país- y tras mencionar a Hidalgo, la justicia; fuera de diplomacia grito ¡Viva López Obrador! De inmediato se escucharon rechiflas, insultos, palabras de inconformidad, enfado.

Una mexicana presente encaró a la locuaz Isabel Arvide, “No es López Obrador México” increpó, “él no va junto con los héroes de la Independencia” Acto seguido, subió al templete en donde estaba “la cónsul”, con manoteos al aire, gritos de rechazo y enfado, reclamaba esa actitud politiquera de la “pseudo diplomática”

Esto fue un acto orquestado desde la Cancillería, Palacio Nacional o la Jefatura de Gobierno de la CDMX, pues en otras ceremonias en la capital, la alcaldesa de Morena en Iztapalapa, Clara Brugada arengó Vivas en honor de López Obrador, la Transformación de 4ª y se arrastró (por el hueso) gritando, ¡Viva Claudia Sheinbaum! En Campeche, la nueva gobernadora, también morenista, Layda Sansores (muchos años en el PRI) desatinó vitoreando Viva la Transformación de 4ª. 

Lo olvidó o por respeto a su difunto padre, Carlos Sansores, presidente del PRI y gobernador de ese estado en la década de los 70´s, omitió mencionar en su arenga a López Obrador.

No fueron casos fortuitos, fue maquinación de la T4a, por desesperación, decepción, desmoralización, pues quieren rescatar la imagen perdida, no sólo del Peje, sino de la T4a y de Morena. En todos los casos el rechazo popular fue contundente… ¡Esto es sucio, Andrés!

*Miembro de los Grupos Editoriales Digitales algrano.mx, entresemana.mx, metropolihoy.com, informate.com.mx, pasaporteinformativo.mx, gustavorenteria.mx