En el Valle de Toluca hay un estimado de mil 748 personas que están en riesgo porque sus domicilios están ubicados en laderas, de acuerdo con una revisión realizada a sus Atlas Municipales de Riesgo. Se trata de habitantes de regiones que son vigiladas por las autoridades de Protección Civil debido a su complejidad geográfica y el inminente riesgo que implica vivir en dichos perímetros.

Toluca encabeza la lista con personas en riesgo por remoción de masa, ya que de acuerdo con la última actualización de su Atlas de Riesgo se trata de mil 370 habitantes en 239 inmuebles, la mayoría de ellos ubicados en zonas aledañas a montañas. Áreas como los cerros de la Teresona, el Toloche, Chichipicas, Lomas Altas, Tanamato y Santa Cruz Atzcapotzaltongo son sólo algunos de los que son objeto de alerta por parte de las autoridades.

En el caso de Calimaya hay un estimado de mil 198 habitantes de la localidad de Zaragoza, ya que en las colonias Las Jarillas y Francisco Villa, la autoridad municipal detectó el riesgo de remoción en masa de materiales de origen volcánico.

Metepec también representan una situación de riesgo por la remoción de tierra, ya que de acuerdo con la última actualización del Atlas de Riesgo Municipal, se trata de 700 habitantes. En el documento se explica que hay oficinas públicas municipales y estatales, escuelas, iglesias e inmuebles comerciales ubicados en espacios de riesgo en la cabecera municipal.

En Zinacantepec la información no refiere el número de habitantes en riesgos, pero sí las comunidades que son de observación por parte de las autoridades. En este sentido los poblados del Cóporo y Santa María del Monte son objeto de riesgo medio por su condición geográfica, por lo que los domicilios podrían comprometerse en caso de un fuerte sismo, sostiene el análisis.

Temoaya tiene un total de 46 puntos de conflicto que son de especial interés para las autoridades y señala que hay en peligro de remoción de tierra 86 domicilios y un total de 480 habitantes, no obstante la comunidad de Solalpan es la que más enfrenta la problemática ya que hay 22 hogares con 112 personas en peligro.