Este sábado la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) de Honduras, refirió que a finales de este año, el país centroamericano recibirá a 10 mil migrantes deportados, la mayoría desde Estados Unidos, luego de no lograr ingresar ilegalmente.

Ante ello, Rosa Isela Raudales, vocera de la Dinaf dijo que, “El 2020, Honduras cerró con unos cuatro mil 697 niños retornados, pero este año ya se superó esa cifra con cinco mil 497 menores de edad y la gran mayoría lo hizo no acompañados”, dijo”En ese sentido, creemos que, así como va el movimiento alcista, a final de año estaríamos hablando de unos 10 mil menores de edad retornados al país”.

La Cancillería hondureña reveló que unos 5 mil 400 menores de edad hondureños se encuentran en albergues de Estados Unidos, a la espera de ser reunificados con sus familiares residentes en esa nación o retornar al país. Raudales lamentó que una gran cantidad de menores de edad regresan solos al territorio luego de enfrentar grandes riesgos en la ruta migratoria.

Miles de menores de edad, la mayoría acompañados de sus padres emprenden la peligrosa ruta, en el camino algunos niños se extravían o son abandonados en la frontera estadounidense por los llamados “Coyotes”, que son traficantes de personas.
Cabe mencionar que los niños detenidos por las patrullas fronterizas son trasladados a albergues y posteriormente retornados al país.