Durante una sesión virtual, se reconoció al líder de la FSTSE, Joel Ayala Almeida, así como el dirigente Ferrocarrilero Víctor Flores y al presidente del Congreso del Trabajo, Reyes Soberanis, por su solidaridad con el gremio y se dijo que los periodistas demandamos revertir la inaceptable tendencia y se otorgue a los profesionales de la comunicación las condiciones seguras y adecuadas para ejercer esta noble, necesaria y actualmente heroica actividad social, que sin lugar a dudas, es fundamental para el sano desarrollo de la sociedad y de nuestra democracia.

“No a la desacreditación del periodismo profesional sigue vigente, por ello nuevamente hacemos un respetuoso llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador y a su gabinete, para que ayuden a erradicar el nada honroso reconocimiento de que nuestro país esté considerado como uno los más peligrosos del mundo para ejercer la actividad periodística”, señaló el presidente del Club Primera Plana, José Luis Uribe, durante la 29 entrega de Reconocimientos por Trayectoria Periodística a comunicadores de México y de diversos países.

Dijo que el Club Primera Plana convoca y exhorta a todos los colegas comprometidos en defender las libertades de prensa y expresión así como nuestra propia seguridad, a unir voces y palabras escritas en demanda al respeto a nuestros derechos y que se nos otorgue verdaderamente la protección que las leyes nos confieren y fundamentalmente se de atención y solución al imparable flagelo de asesinatos de periodistas cuyo delito mayor es informar veraz y oportunamente.

Lamentamos los fallecimientos de gran número de colegas, víctimas de la violencia por parte del crimen organizado, del Covid 19 y de la incomprensión gubernamental; y como ya aconteció en este trascendental evento les otorgamos un merecido minuto de aplausos por su loable y valiente labor de informar a la Opinión Pública.

Solo unidos todos es como lograremos que se escuchen y atiendan las justas exigencias de respeto a las labores informativas y seguridad de quienes tenemos la obligación de informar y a cambio recibimos agresiones físicas y acciones que coartan las libertades de prensa y expresión. Sigue vigente la desacreditación profesional.  Las libertades de prensa y expresión son piedra angular de las sociedades democráticas y componentes claves de la gobernabilidad.