Gracias al explorador que la NASA mando al planeta Marte, se completó la toma de muestras rocosas, este será una de varias muestras que se regresaran a la tierra para su estudio.

Mediante fotos de la muestra, la NASA se aseguro que la muestra estuviera segura dentro de un tubo de titanio. Esto después de que el mes pasado se realizo un intento fallido. Dieron a conocer la noticia ya que se aseguraron de que todo estuviera perfecto.

A principios de agosto, durante el primer intento de muestreo, el Perseverance taladró una roca mucho más suave y la muestra se desmoronó inesperadamente. Los controladores de vuelo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, buscaron entonces rocas más duras para el segundo intento.

Se planea el lanzamiento de mas sondas para la recolección de mas muestras y estarían regresando a la tierra dentro de una década.