Este lunes la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) modificó su protocolo de regreso a clases presenciales, al señalar que una vez declarado el semáforo amarillo, las y los alumnos podrán ser convocados.

A través de un comunicado, la UNAM destacó la importancia del retorno seguro a las actividades presenciales y consideró que debido a los avances en el conocimiento del COVID-19, se puede concretar un regreso seguro a las aulas “en la medida de lo posible”.

La UNAM pronuncio que la inscripción y participación en actividades presenciales es voluntaria para aquellos estudiantes que aún no se vacunan contra COVID.

La UNAM destacó que una vez que el semáforo de riesgo epidémico se ha declarado en color amarillo y en los casos que los Consejos Técnicos lo consideren pertinentes, podrá convocarse a la comunidad universitaria a las aulas para concluir las asignaturas del ciclo escolar que requieran de actividades:

  • Prácticas
  • Clínicas
  • Experimentales
  • Artísticas

Siempre y cuando se observe el cumplimiento de los lineamientos emitidos por diversas autoridades federales y de salud contra el COVID-19, en particular el uso obligatorio del cubrebocas.

“En concordancia con los comunicados publicados por la Dirección General de Comunicación Social y una vez que el semáforo de riesgo epidémico se ha declarado en amarillo, en los casos en que los Consejos Técnicos consideren pertinente, podrá convocarse al alumnado para concluir las asignaturas del ciclo escolar que requieren de actividades prácticas, clínicas, experimentales o artísticas, observando el cumplimiento de los lineamientos emitidos para el efecto, en particular el uso obligatorio del cubrebocas”.