El pasado viernes se dio a conocer la detención preventiva de tres candidatos a la presidencia. Los argumentos bajo los que se han detenido se relacionan con ofensas graves a la patria. Los candidatos que se llevarán a juicio son: Félix Maradiaga, Arturo Cruz y Juan Sebastián Chamorro.

La decisión de enjuiciar a los tres políticos se produjo un día después que fue remitida a juicio la también aspirante a la presidencia Cristiana Chamorro, acusada de lavado de activos y bienes a través de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH).

El gobierno del presidente Daniel Ortega, en el poder desde 2007 y busca un cuarto mandato, considera que los opositores detenidos buscan derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos.

Cruz fue detenido el 5 de junio, mientras que Maradiaga y Chamorro el 8 de del mismo mes, como parte de una ola de arrestos de críticos del gobierno, líderes sociales, empresarios, estudiantes bajo cargos de “menoscabar la independencia, la soberanía, la autodeterminación e incitar la intervención extranjera”.
Todos ellos fueron detenidos entre junio y julio y el tribunal admitió la acusación de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”, manifestó la autoridad nicaragüense.

Finalmente, cabe destacar que con esta detención, la comunidad internacional ha lanzado duras críticas por negarse a liberar a sus rivales, alegando que buscaría lograr un golpe de estado apoyados por Estados Unidos.