El próximo gobierno de Baja California tendrá una oficina de representación en la zona de Silicon Valley, California, donde se realizarán las gestiones necesarias para que la innovación tecnológica y el desarrollo tenga un hermanamiento en la macrorregión Baja-Cali, lo anterior fue anunciado por la gobernadora electa de Baja California, Marina del Pilar Avila Olmeda, durante su gira de trabajo en distintas ciudades del estado de California.

Una de las regiones que ha sido el punto de referencia del desarrollo mundial de tecnología ha sido Sillicon Valley, en California, donde ha tenido éxito como un semillero de innovación en materia tecnológica, siendo un sitio estratégico donde el gobierno de Baja California necesita una oficina de representación para enlazar en talento y la innovación tecnológica de BC con California.

Para la Gobernadora Electa de Baja California, resulta estratégico que el estado esté colaborando de forma directa con el epicentro de la innovación que nivel mundial, ya que estar al corriente de los cambios tecnológicos permitirá que los jóvenes emprendedores y proyectos en Baja California los aprovechen para mejorar su competitividad.

Entre las principales empresas de Sillicon Valley visitadas se encuentra Plug and PlayApple CampusEcho PixelAmazon LaboratoryHewlett Packard Enterprise y Flex.

Dentro de las reuniones que la gobernadora electa llevó a cabo, destacó la realizada con la Vicegobernadora de California, Elena Kounalakis, para abordar diversos temas de interacción entre ambas entidades federativas, especialmente la importancia que tiene el desarrollo económico y los cruces fronterizos.

Destaca que el cruce entre Tijuana y San Ysidro es el más grande del mundo, con millones de cruces anuales entre peatonales y vehiculares, lo que sin duda alguna marca el destino de la comunidad binacional, que ejerce inversiones conjuntas, comercio, atención médica, desarrollo cultural y social, entre otros elementos propios de la región.

Tanto Avila Olmeda como Kounalakis destacaron las condiciones actuales de la frontera, y la posibilidad de que esta región posea un nuevo hermanamiento en donde se puedan potencializar las distintas vocaciones de cada una de las zonas en ambas entidades.

Entre los planteamientos principales abordados durante la gira de trabajo es que la frontera significa comercio e inversión, lo que se traduce en empleos de ambos lados de la frontera, significando un motor económico y una fuente de subsistencia para miles de familias, por lo que la unidad de criterios y el trabajo conjunto deben seguir siendo las directrices de la relación binacional, y especialmente entre Baja California y California. (IP)