Suman poco más de 90 comercios y viviendas en San Mateo Atenco las que se anegaron debido al agua que escurre del Río Lerma, tras las fuertes lluvias que iniciaron el miércoles por la noche y no se han detenido, afectando a 300 personas que habitan en la vía Juárez y el Barrio de San Pedro, ubicados hasta 80 metros debajo del afluente.

Julio César Serrano, presidente municipal de San Mateo Atenco informó que en el lugar fueron desplegados hasta 300 servidores públicos municipales, además de la. Comisión de Agua del Estado de México, quienes desde anoche laboran liberando el agua, hacia los cárcamos.

Informó que “la de ayer y hoy es la parte más crítica de las lluvias, la fase tres de las precipitaciones” y, si bien en un principio lograron liberar el agua a través de los cárcamos, tras las lluvias que iniciaron el martes por la noche no ha logrado liberar el agua con la misma rapidez.

Mientras tanto, para los habitantes afectados es insuficiente la ayuda que han brindado las autoridades municipales, señalaron que por el momento no han recibido la atención igualitaria pues algunas de las zonas en las que el agua llegó hasta el metro y medio de altura, no ha llegado la presencia de servidores públicos, y se trata de la avenida Juárez casi a llegar hacia la vialidad Las Torres.