Tras el paso del huracán Ida, los procesos de producción de petróleo y refinación de gasolina quedaron paralizados en gran parte de las costas del Golfo de México. Esta situación podría generar que los precios del combustible aumente durante los próximos días.

Según el análisis realizado por Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo de GasBuddy, el aumento estimado sería entre 5 y 15 centavos por galón.

El pasado lunes se dio a conocer que el costo de la mezcla nacional fue de 3.15 dólares por galón. Sin embargó, debido a los efectos del huracán, es muy probable que los precios de los combustibles aumenten.

Antes de que el fenómeno tocara tierra, compañías como Shell, Phillips 66 y Exxon cerraron de manera temporal sus refinerías. Esto de acuerdo a la Oficina de Seguridad y Medio Ambiente de Estados Unidos, dónde se especificó que alrededor del 96 por ciento de la producción de petróleo en el Golfo de México también cerró su producción en previsión de la llegada del huracán.

Efectos de “Ida” en la producción del petróleo.

Se sabe que tras el paso de “Ida”, el oleoducto Colonial estuvo fuera de servicio de manera temporal. Tan sólo en mayo, los sistemas informáticos que controlan el ducto fueron atacados por piratas informáticos, provocando escases de combustible en toda la costa este.

Finalmente, los expertos coinciden en que aún con el pequeño incremento en los costos, los automovilistas no deberían preocuparse por experimentar otro episodio de escases de gasolina.