Durante los primeros 15 meses de la pandemia en México, algunos de los productos relacionados con la emergencia sanitarios llegaron a precios exorbitantes en contratos públicos firmados por el gobierno federal, de las cuales, los cubrebocas KN95 de costar 13 pesos en junio de 2020, alcanzaron los 340 pesos, mientras que los termómetros infrarrojos rondaron los 2 mil 400 pesos, hasta los 6 mil 725 pesos.

Estos increíbles datos los reveló el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), al presentar el micrositio “Contrataciones públicas durante la emergencia”, una plataforma abierta para que las instituciones que siga haciendo compras relacionadas con la pandemia, transparenten esos contratos, además de concentrar la información de todos los contratos firmados por el gobierno federal desde enero de 2020 a abril de 2021.

De acuerdo con los datos, provenientes de los contratos publicados en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), en los primeros 15 meses de pandemia se firmaron 2 mil 182 contratos relacionados con la emergencia sanitaria, que suman un gasto total de 14 mil millones de pesos. Por ejemplo, los datos arrojan que en junio de 2020, el ISSSTE compró 3 mil mascarillas N95 a 340.52 pesos cada una a un proveedor llamado Carlos Pérez Rodríguez y 30 termómetros infrarrojos en 6 mil 250 pesos cada uno a un proveedor de nombre Javier Israel Romero Sánchez.

En abril, el ISSSTE compró batas desechables a 600 pesos la pieza y tela adhesiva a 81 pesos la pieza a la empresa Surtidora de Productos Hospitalarios de Campeche. En agosto, el Instituto Nacional de Cancerología adquirió guantes de látex para cirujano a 393 pesos la pieza al proveedor Abel Alejandro Cabrera Rodríguez.

El Hospital Infantil de México compró hisopos a 17 pesos la pieza a la empresa Diproqyn, mientras que la Sedena compró gasas secas cortadas de algodón estéril a 83 pesos la pieza a la empresa Degasa SA de CV y el Instituto Nacional de Perinatología, compró el litro de gel antibacterial a 361.60 el litro.

De esos, 11 mil 634.28 millones de pesos fueron gastados por 24 instituciones del sector Salud, mientras que otros 2 mil 541.82 millones de pesos fueron ejercidos por cuatro dependencias que, aunque no son de ese sector, hicieron compras relacionadas con el covid: Cofepris, Hacienda, Defensa y Marina.

El sector Salud firmó mil 937 contratos, de los cuales el 95.6 por ciento, es decir mil 851 contratos, por un monto total de 11 mil 384 millones de pesos, fueron asignados vía adjudicación directa; 1.1 por ciento, es decir 22 contratos, por la vía de invitación restringida y 3.3 por ciento, 64 contratos, por licitación pública.