La capacidad del cuerpo para absorber la vitamina B12 disminuye con el paso del tiempo, esto sucede especialmente en mujeres de entre 40 y 60 años y algunos de los síntomas  indicadores de que esto está sucediendo son mareos y fatiga.

Esta vitamina, la encontramos  naturalmente en alimentos de origen animal, es importante para el metabolismo de proteínas, también ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central, sin embargo, la cantidad que el cuerpo necesita dependerá de la edad y sexo del paciente.

Sin embargo, hay otros signos que advierten el riesgo de deficiencia de vitamina B-12, como son:

  1. Mareos. En momentos como subir y bajar las escaleras la persona puede sentir que pierde el equilibrio, o incluso al hacer algún movimiento brusco.
  2. Problemas de memoria. Según indica el portal de la Fundación Carlos Slim, los pacientes con deficiencias de vitamina B12 suelen llegar a pensar que tienen demencia o alzhéimer, en especial si son personas mayores.
  3. Hormigueos y pinchazos. Estas señales partes del cuerpo que no han sido presionadas proviene de bajos de oxígeno en el organismo, convirtiéndose en otro indicador.
  4. Anemia. Esta es una consecuencia de la falta de vitamina B12 en el organismo, por lo que es importante consultar con su médico para que pueda evaluar cuál es la causa de la deficiencia y posterior a eso, ayudar a su salud con un tratamiento especializado, ya sea con suplementos o una mejor dieta como la ingesta de productos animales como carne, pescado, aves, huevos y productos lácteos, como leche, yogurth y queso.