Este viernes E.U ha llevado a cabo un ataque con drones contra un “lugarteniente” del Estado Islámico en el este de Afganistán.

La información fue dada por el Ejército estadounidense, un día después del atentado terrorista a las afueras del aeropuerto de Kabul que acabó con la vida de más de 170 personas, entre ellas 13 soldados estadounidenses.

“Los primeros indicios son que hemos matado al objetivo. No tenemos constancia de que haya habido víctimas civiles” dijeron en un comunicado.

El Mando Central de E.U señaló que creen que el individuo estaba involucrado en la planificación de ataques contra su país en la capital afgana, aunque se desconoce si estuvo involucrado específicamente con la preparación de los atentados del jueves, realizado por dos terroristas suicidas considerados miembros del EI.

La Embajada estadounidense en Kabul instó a sus ciudadanos “que eviten ir al aeropuerto de Kabul y que eviten las puertas del aeropuerto”, debido a “las amenazas de seguridad” en las instalaciones.

“Los ciudadanos estadounidenses que se encuentren ahora en las puertas Abbey Gate, este, norte, o la puerta del nuevo Ministerio del Interior deben salir inmediatamente”, subrayó.