El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, ya realizó una petición formal a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) para que las maestras y maestros puedan recibir la segunda dosis de la vacuna anticovid de CanSino, con la finalidad de reducir contagios de covid-19 de cara al ciclo escolar 2021-2022.

En entrevista, el mandatario estatal señaló que formuló la solicitud ante el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, para que se evalúe la posibilidad de aplicar la segunda dosis del biológico al magisterio y a los trabajadores de la educación de Oaxaca.

“Me han contestado que lo están evaluando, siempre y cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo valide”.  Alejandro Murat indicó que las niñas y niños podrían ser vacunados contra el coronavirus, pues esta población es una prioridad para su gobierno. Todas las decisiones que se tomen serán basadas en datos científicos y, con base en ello, se aplicará “el protocolo y las medidas necesarias para asegurar que, en caso de que sí se acordara (la segunda dosis) con maestras, maestros y padres de familia, vamos a tener un protocolo de seguridad total”, dijo el mandatario estatal.

Mayoría de las escuelas en Oaxaca regresará a clases a distancia El gobernador de Oaxaca anunció que la mayor parte de las 13 mil escuelas de educación primaria, de nivel bachillerato y superior arrancarán clases bajo un esquema de educación a distancia y virtual, sin embargo, aclaró que hay un acuerdo para que menos del 25 por ciento regrese de manera semipresencial.

Por su parte el director general del Instituto Estatal de educación pública de Oaxaca (IEEPO), Francisco Ángel Villarreal, indicó que el estado se encuentra preparado para iniciar el ciclo escolar 2021-2022, pues se plantearon las condiciones para que el regreso a clases sea seguro, organizado, voluntario, gradual y escalonado. Reiteró que un 25 por ciento de las escuelas retomarán actividades de forma semipresencial, principalmente en la zona de los valles centrales y la ciudad de Oaxaca. El funcionario detalló que previo a estas determinaciones hubo un recorrido por ocho regiones y se detectaron las preocupaciones de los padres de familia.

“Tienen preocupación efectivamente del tema sanitario, pero también tienen por la salud mental y socioemocional”. “Hemos decidido que regresaremos primero con el consenso de todos los actores de la comunidad educativa, segundo, haremos un regreso seguro, es decir contando con agua y jabón, así como con los elementos suficientes para atender las necesidades de higiene que tiene cada escuela”. Ángel Villarreal precisó que el regreso a clases será escalonado mixto, pues habrá algunos días que los niños tomarán clases en las aulas y otros que continuarán trabajando con herramientas a distancia.