A raíz de la situación que aqueja a su país, personas que se identifican como afganas han comenzado a buscar sitios para alojarse en Baja California, siendo esta zona atractiva por la cercanía con Estados Unidos.

Joel Benavides Márquez, representante de los centros de Rehabilitación Nueva Vida A.C., aseguró que en los últimos días ha recibido al menos cuatro personas que le piden alojamiento porque huyen de la crisis de Afganistán.

“Ya están buscando el apoyo y donde se van a quedar, imagino que son muchachos que en redes sociales buscan a quienes operamos albergues”.

Uno de esos mensajes, detalló Benavides Márquez, es de un padre de familia que viaja con dos hijos pequeños que quedaron sin madre.

“Están en tránsito y de alguna manera están preparándose”.

El responsable de los Centros de Rehabilitación considera que es urgente que las autoridades de gobierno pongan atención en este nuevo flujo migratorio que podría llegar a Baja California.

En su caso, dijo, recibir a este o cualquier otro flujo migratorio sería prácticamente imposible porque no puede recibir a menores de edad.

“Yo tendría que separar a una familia porque no podría recibir a menores de edad, eso sería delicado”.

Benavides Márquez considera que el idioma y las características de la cultura afgana podrían complicar su atención en los organismos civiles sin acompañamiento del gobierno.

Por su parte, Kenia Ramírez Meda, investigadora y catedrática de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), considera que el gobierno de México está siendo incongruente respecto a la oferta de asilo que anunció para los ciudadanos afganos.

Apenas el martes la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio la bienvenida a las primeras cinco mujeres afganas refugiadas en el país.

Para Ramírez Meda la incongruencia está en que en la frontera sur del país hay otros migrantes que también intentan llegar a la República Mexicana.

“Es preocupante que si tenemos un embudo en Tapachula, Chiapas, donde hay miles de personas de diferentes países todavía estemos pensando en recibir otro grupo que aunque tienen ventaja de venir documentadas habla de una incongruencia”.

En Tijuana una organización civil musulmana anunció que espera dar asilo a refugiados afganos.