Jonas Deichmann,  triatleta alemán ahora conocido como el Forrest Gump europeo, arribó a Oaxaca como parte de los destinos que recorre en su maratón para ayudar a niños en África.  El alemán avanzó por la carretera Puebla-México mientras fue recibido con ovaciones por su travesía sin igual.

A su llegada a la ciudad de Oaxaca, algunos maratonistas locales trataron de seguirle el paso y la gente que lo vio en la calle le regaló agua y comida.