La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, inauguró la Conferencia Nacional de Migración (CNM), un espacio para evaluar la conjunción de esfuerzos interinstitucionales por una política migratoria de vanguardia, de respeto y de salvaguarda a los derechos humanos de las personas en contexto de movilidad en el país.

El comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), en su calidad de presidente de la CNM, Francisco Garduño Yáñez, agradeció la asistencia de la titular de Gobernación, así como la participación de autoridades del Gobierno de México y de instancias internacionales en la materia migratoria, porque “permite llevar un acabo un análisis y evaluación orientados a fortalecer las tareas y objetivos por una migración segura, ordenada y regular”.

Ante representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), legisladores y titulares de las 32 oficinas de representación del INM en el país, la secretaria Olga Sánchez Cordero destacó que la dependencia a su cargo ha emitido opinión favorable para que el asilo político sea concedido a personas de nacionalidad afgana de conformidad con la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político y en atención a la solicitud realizada por la Cancillería.

Afirmó que el pueblo afgano atraviesa por una compleja situación, en la que las personas están siendo amenazadas y transgredidas en su libertad, integridad y dignidad, sobre todo las mujeres quienes están en peligro de perder los derechos adquiridos en estos los últimos años.

“No debemos ni podemos permanecer ajenos a ello. Espero de verdad que en nuestro país encuentren un nuevo comienzo de sus vidas”, indicó al resaltar que “el Gobierno de México siempre respaldará la colaboración internacional para garantizar la protección de las personas migrantes; esta Conferencia es prueba de ello”.

En este mismo espacio, el comisionado Francisco Garduño Yáñez reconoció la vocación y servicio del personal y presentó un recuento de las acciones llevadas a cabo:

Cada año, más de 30 millones de personas visitan territorio mexicano, y de 2019 a la fecha se han emitido más de 380 mil tarjetas y permisos de diversas condiciones migratorias; 580 mil 294 personas extranjeras radican de manera regular en territorio mexicano.

En el mismo periodo, se registraron 381 mil 962 ingresos irregulares, de ellos 82 mil 719 son menores de edad, y se han sido repatriadas a México 527 mil 916 connacionales.

El INM, resaltó, reconoce en los flujos migratorios la oportunidad del desarrollo y fortalecimiento regional y se suma a la dinámica global de procurar una migración ordenada, regular y segura, con visión humanista, para garantizar los derechos humanos de todas las personas.

Al tomar la palabra, Arturo Reyes Sandoval, director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), anfitrión de la CNM, consideró que más allá del contexto de la migración, “las y los migrantes aportan su fuerza de trabajo, inteligencia, experiencias locales idioma y usos y costumbres, en beneficio del desarrollo económico y cultural de los países receptores”.

Finalmente, destacó que “hoy más que nunca no sólo es oportuno sino que resulta urgente pensar a las y los migrantes como sujetos de derecho para orientar las políticas públicas y leyes que impidan la vulneración de su condición humana”.