A través de redes sociales se dio a conocer el momento exacto en que una prisión ubicada en Irán es hackeada. La escena que parece salida de una película de Hollywood, nos muestra cómo son estos ataques y muestran la delgada linea entre la realidad y la ficción.

En el material difundido por los responsables, llamados “Justicia de Alí”, podemos ver cómo tras romper el sistema CCTV de la prisión de alta seguridad de Evin en Teherán, captan en video el resultado de su hackeo en la sala de control del recinto.

En el video, lo primero que podemos notar es como un par de monitores se reinician, uno muestra la pantalla azul de la muerte de Windows, otros parpadean de forma intermitente en color naranja en los que posteriormente aparece un mensaje que dice: “Ciberataque, protesta general hasta la libertad de los presos políticos”.

Los atacantes proporcionaron a Associated Press el material donde se muestran los abusos en la prisión y el jefe de sistema penitenciario de Irán, Mohammad Mehdi Hajmohammadi reconoció que las imágenes eran reales.

De acuerdo a los atacantes, el movimiento fue con la intención de dar a conocer las condiciones que se viven en el recinto, que es conocido por tener presos políticos o personas con vínculos en el extranjero que usualmente se usan como moneda de cambio en algunas negociaciones.

Además la cuenta de “Justicia de Ali” comunicó a AP que contaban con cientos de gigabytes de datos del hackeo que habían realizado varios meses atrás.