• Holanda ha promovido la adopción de mascotas sobre la compra.
 
Cuando visites Holanda notarás que no hay basura en la calle, a las afueras de las estaciones de tren está plagado de bicicletas y no hay perros en situación de calle.
 
En Holanda se tomó el control de los animales abandonados realizando esterilizaciones financiadas por el gobierno, cubriendo el 70% de los perros. A esto se sumó el aumento de los impuestos en la compra de perros de raza logrando un impacto social: ¡No hay perros abandonados en sus calles!
 
Tras este resultado, la policía está encargada de velar por la seguridad y protección de los caninos y otras especies. La sociedad por su parte abrió las puertas a los negocios para que los dueños puedan sentarse cómodamente con sus mascotas a degustar de un buen día juntos.
 
Los holandeses son dignos de admirar al realizar acciones que impactan y transforman a su sociedad en ayuda al medio ambiente.