La casa del abogado del diputado Saúl Huerta, quien es perseguido por por abuso sexual de menores de edad, fue allanado por elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Dicho departamento de Rafael Castillo, abogado del legislador, se ubica en la colonia Piedad Narvarte, en la calle de Palenque, donde alrededor del mediodía unos 50 agentes de la Policía de Investigación capitalina irrumpieron y rompieron puertas y vidrios.

Castillo acusó a Ernestina Godoy, titular de la Fiscalía capitalina, de intimidar su función como litigante.

“Este un acto violento y de transgresión al debido proceso y del que hago responsable a la fiscal Ernestina Godoy”, advirtió el abogado.

Las autoridades capitalinas buscan a Saúl Huerta luego de que su desafuero fue aprobado por la Cámara de Diputados el pasado miércoles 11 de agosto.

Las denuncias sobre abuso sexual y violación por dos personas, una de ellas, menor de edad recaen en el legislador.