Los golpes al interior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación continúan
y de no llegar a un verdadero acuerdo interno, pronto comenzarán a dar a conocer distintos
casos de corrupción de los magistrados de la Sala Superior, según advierten.

Las voces aluden a que en el área administrativa del organismo hay más de una decena de investigaciones por nepotismo y gastos indebidos de estos jueces electorales; es decir, la colocación de varios parientes y consumos excesivos dejarían a varios de los integrantes del máximo tribunal electoral muy mal parados.