Con las condiciones climatológicas que prevalecen en el municipio de Los Cabos, se aplicó el Plan A y el Consejo Municipal de Protección Civil, abrió 17 albergues para que las personas que viven en zonas de riesgo, alto riesgo y con probabilidades de inundación, acudan a un refugio temporal.

La instrucción es que ahí permanezcan seguros mientras pasan las condiciones de riesgo o peligro, por las intensas precipitaciones que, de carácter intermitente, se han registrado en las costas del sur de Baja California Sur, por la presencia de la tormenta tropical Kevin.

La zona dorada de Cabo San Lucas se ha visto seriamente afectada, sobre todo en las partes que son más bajas y también, en aquellas por donde escurren las aguas que son propias de arroyos naturales, mismos que suelen aparecer durante las lluvias.

Las condiciones más serias se registran en ciertas colonias de la periferia y en los asentamientos irregulares, en esas partes las familias salieron de sus domicilios desde las primeras horas de este lunes, que empezó a llover y otras más, esperaron a que aclara el día, para trasladarse a los refugios, los cuales aplican los protocolos de sanidad para evitar la propagación del coronavirus.

Cabe recordar que en Los Cabos se cuenta con más de 10 mil personas viviendo en zonas de riesgo, alto riesgo y zonas de escurrimiento, en donde cada temporada de tormentas y huracanes tiemblan, ante el temor de perder lo poco que han logrado fincar de su patrimonio, pero sobre todo perder su seguridad y tranquilidad, muchas de ellas confiando en líderes que abusan de la buena fe de la gente y otros, con grandes compañías constructoras, como es el caso del fraccionamiento chulavista en donde incluso en una tormenta tropical llamada lidia, que dejo muchas lluvias, provoco la caída de una torre, llevándose el patrimonio de una familia, que afortunadamente logro salir a tiempo y salvar lo más preciado que un ser humano tiene, “la vida”.

Las playas se encuentran cerradas a la población, en donde las primeras horas de este martes fueron colocadas las banderas negras, esto es con la finalidad de evitar algún percance que lamentar, y que la gente que acostumbra ir a ver cómo está el mar durante la amenaza de algún evento climático se abstengan de hacerlo.