La Universidad de Purdue y el Departamento de Transporte de Indiana han concretado planes para crear el primer segmento de carreteras con concreto magnético que permitiría una carga inalámbrica. El desarrollo es por la Startup alemana Magment Gmbh.

Indiana es conocida por ser un punto importante del tejido de autopistas de Estados Unidos.

El gobierno de Indiana busca mandar una señal a toda la población de que siempre se busca innovar y crear un ecosistema tecnológico con las nuevas tendencias del mercado que beneficien a cada uno de los usuarios, en este caso, de las carreteras y autopistas.

En los últimos años, los autos eléctricos se han vendido con gran rapidez, la comodidad y tecnología han provocado que sea un anhelo de muchas personas.

Estos son pasos que construyen un futuro autosustentable y con las innovaciones que van acorde a las nuevas generaciones.

La primera y segunda fase de pavimentación comenzará a finales del verano. Estas incluyen pruebas de concreto magnético, análisis e investigación de optimización realizada por el Programa Conjunto de Investigación de Transporte (JTRP) en el campus de West Lafayette de Purdue.

En la fase 3, se realizarán pruebas de un cuarto de milla. En esta etapa, los ingenieros probarán la capacidad del concreto para la carga de camiones pesados a alta potencia.

Cuando las fases y pruebas hayan concluido, INDOT implementará la tecnología en la carretera interestatal dentro de Indiana.