El gobernador Andrew Cuomo acosó sexualmente a múltiples mujeres y violó leyes federales y estatales, a la vez que creó un “ambiente de miedo” en el lugar de trabajo, dijo el martes la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James.

Dicha investigación de cinco meses concluyó y mostró que Cuomo realizó tocamientos, besos y abrazos no deseados y hacía comentarios inapropiados, dijo James en una rueda de prensa, y agregó que la oficina del gobernador demócrata se había convertido en un lugar de trabajo “tóxico” que permitía “que ocurriera el acoso”.

“Específicamente, la investigación detectó que el gobernador Andrew Cuomo acosó sexualmente a empleadas actuales y anteriores del Estado de Nueva York al participar en tocamientos no deseados y no consensuados y hacer numerosos comentarios ofensivos”, dijo James.

La oficina de Cuomo no hizo ningún comentario por el momento. Cuomo, de 63 años, ha negado haber cometido algún delito.

En a investigación que realizaron varios agentes hablaron con 179 personas durante la investigación, incluidas las personas denunciantes y miembros actuales y anteriores de la cámara ejecutiva, según James.

La fiscal dijo que la investigación dio como resultado una “imagen profundamente perturbadora pero clara” de un “lugar de trabajo tóxico” y un “clima de miedo” en el que Cuomo acosó sexualmente a múltiples mujeres, muchas de ellas jóvenes.

La fiscal nombró a dos experimentados abogados externos para que dirigieran la investigación: Joon Kim, ex fiscal federal y fiscal federal interino de Manhattan, y Anne Clark, abogada laboral con experiencia en casos de acoso sexual.

Kim dijo en la rueda informativa que el lugar de trabajo de Cuomo estaba “plagado de acoso, miedo e intimidación”. 

Por su parte mediante sus redes sociales el gobernador de Nueva York dio su versión y su deslindamiento de lo hechos ocurridos de los cuales se le acusa e imputa.