El primer panel, moderado por Sergio Resendez de Colliers, tuvo como invitados a los representantes de la iniciativa “Baja Team”, quienes presentaron un acercamiento a la dinámica económica y de mercado de las principales ciudades de la entidad.

Mario Ruanova Morineau (EDC Ensenada), Rodolfo Andrade (EDC Mexicali), Joel Villalobos (EDC-Tecate) y Carlos Jaramillo y (EDC-Tijuana) destacaron que desde la Comisión de Desarrollo industrial se enfocan en tres ejes principales: atracción de inversión-retención; integración de empresa transnacional y local a la cadena de valor y profesionalización de la promoción.

Carlos Jaramillo apuntó que existe una ausencia de promoción económica a nivel nacional y estatal, por lo que las cuatro ciudades principales de Baja California: Tecate; Ensenada, Mexicali y Tijuana se han aliado en la iniciativa “Baja Team” que busca promover el estado como destino industrial.

Hoy en día nuestras ciudades están más cerca, desde la infraestructura carretera hasta la tecnología. Podemos hablar de ofrecer servicios que se puedan instalar en cualquiera de estos destinos”, comentó Mario Ruanova.

Publicidad

Descarga Inmobiliare 126 Junio Julio 2021

Jaramillo destacó que al cierre del 2020 se contabilizaron alrededor de 6,400 operaciones IMMEX en todo el país, de las cuales, Baja California concentró 1,142 y de estas, 900 se ubicaron en Tijuana.

El 70% de la industria se encuentra en Tijuana. Tenemos un mercado interno muy fuerte. El 70% del crecimiento industrial que está teniendo la ciudad son industrias que ya están establecidas” detalló.

Asimismo, señaló que de cada 10 operaciones 7 son expansiones, lo que implica crecimiento en todos los sectores: residencial, comercial, industrial, entre otros. Del mismo modo, estos segmentos se fortalecen con la tasa de crecimiento poblacional de Tijuana que se refleja en la demanda de espacios.

Por otro lado, resaltó que entre los principales retos destacan la movilidad, debido a la alta densidad vehicular que requiere de mayor infraestructura; el cruce fronterizo que requiere de un proyecto que agilice el tráfico de mercancía y, por último, el tema del abastecimiento de energía.

Mario Ruanova reconoció que a pesar de experimentar unos meses difíciles por la pandemia, las cifras totales del 2020 para el puerto de Ensenada fueron buenas e incluso superaron las de 2019 en ciertos sectores, como el de construcción que va de la mano con el desarrollo inmobiliario, lo que genera un buen indicador.

Asimismo, comentó que la posición estratégica del puerto de dicha ciudad le permite ser el destino principal para las rutas comerciales que vienen de Asia. “La terminal de contenedores actualmente está en un proceso de expansión. Fue un poco interrumpido el año pasado porque muchas inversiones hicieron la pausa de ver qué iba a suceder, pero ya está activo de nuevo. Es una expansión del doble de su capacidad de atraque, así como de un 50% de su capacidad de almacenaje y eso detona el tema logístico”, dijo.

Por su parte, Joel Villalobos comentó que se tienen en puerta proyectos que promueven la inversión para Tecate, tales como un plan estratégico metropolitano colindando con Tijuana, una central camionera metropolitana, una central de abastos y una reserva de bosque que permitirá equilibrar lo industrial, comercial, turístico y de vivienda.

Por último, los panelistas coincidieron en que existe una fuerte demanda de espacios industriales debido a la expansión de las empresas y la nueva inversión, lo que a su vez implica nuevas necesidades en temas de vivienda y oficinas. En Tijuana, “el sector de oficinas no fue impactado como en otras plazas porque se nutre de otros sectores”, especificó Jaramillo.

Del mismo modo, se observan grandes oportunidades en la demanda de espacios para consultorios debido a que el turismo médico muestra un potencial de crecimiento importante. “Hay diferentes productos en el sector comercial y todo mercado empuja a su vez a otros mercados”, concluyó.