Red Pública – Nació la democracia silenciosa

 

Edgar Mereles Ortíz.

 

 

 

 

“En Democracia, el NO,

también cuenta y mucho.

Si no me creen,

pregúntenle a Pinochet.”

Hermenegildo García.

 

Ocho de la mañana, Unidad Habitacional Narciso Mendoza, demarcación Tlalpan, en el jardín de niños “Xochicalpilli” aún no se instala la mesa receptora de opinión. El Presidente de la mesa contigua está sólo. Hace frío, la lluvia de la noche anterior dejo estelas de agua frente a la entrada del plantel.

Once de la mañana empiezan a caer las primeras opiniones en una urna solitaria, los escrutadores se han colocado a la entrada de la mesa con sus botes de gel antibacterial, son dos jóvenes que rompen con el esquema de los adultos y adultos mayores que están llegando; ellos con voz serena dicen que no van a opinar, aceptaron participar por que independiente de los resultados es un hecho histórico, pero “no están de acuerdo con la pregunta ni con las intenciones políticas.” dice Arely, Ian el otro escrutador, moviendo su cabeza confirma lo dicho.

La jornada va transcurriendo con lentitud, la presencia de los adultos mayores coincide con la salida de la iglesia después de la misa. Se nota la actividad, que debía ser discreta, de un servidor de la Nación, lleva en su brazo una tabla con listados, el que escribe, se acerca para conversar, después del saludo, el servidor se despide y se retira, sin dejar que se edifique una conversación. Arely confirma mis sospechas, “es el encargado de traer gente a participar” lo dice dibujando una sonrisa burlona.

Dos y media de la tarde, los programas sociales están funcionando, a esta hora van 105 opiniones emitidas. Este observador independientemente contó de la una de la tarde a la hora arriba mencionada la llegada de 15 adultos mayores, van en parejas, los lleva algún otro familiar; converso con uno de ellos, Margarito Rodríguez, jubilado de la Secretaría de Hacienda. Me dice ” soy priísta de toda la vida, nos vinieron a ver desde hace quince días, nos tomaron nuestro nombre, ayer en la noche los de la ‘delegacion’ nos llamaron para confirmar nuestra asistencia. Y aquí estoy, ni modo”

La consulta nació muerta, el gobierno federal, su movimiento, la mataron; hicieron todo lo posible por subir la votación a como dé lugar. Un familiar me habla de San Mateo, Estado de México, le prometiron llenarle el tanque de gasolina de su taxi y pagarle además, dos mil pesos para realizar la movilización de los consultados. “Nos llamaron de la base y nos dijeron que era voluntario para apoyar a Morena, desde las seis de la mañana”

Esa es la debilidad del Partido en el Gobierno, el Gobierno y el inquilino del National Palace: no son demócratas, no respetan las reglas, no saben jugar derecho, limpio, legalmente. Tienen la imperiosa necesidad de hacer trampa, está en su genética política, en su dogma del poder, en su vocación de impunidad.

Amigos de otras latitudes de la CDMX nos empiezan a compartir resultados:

Sección 1706 básica, Iztacalco, 233 opiniones;  sección 1706 contigua, Iztacalco, 191 opiniones. En total: 424 opiniones.

Aquí se esperaba la opinión de los electores de las secciones 1705, 1706 y 1717 según lo publicado en la página del INE;  con base a la legislación electoral, cada seccion electoral debe tener por lo menos 1500 electores, estos suman 4500 electores entre las tres secciones y su lista nominal. Por lo tanto el resultado de hoy es menos del 10%.

En Villa Coapa, demarcación de Tlalpan, agruparon a las secciones 4041, 4042, 4043, 4045 sumando un promedio de 6000 electores, el resultado de las opiniones obtenidas en la mesa básica fue de 202 participaciones. En la casilla contigua se dieron 205 opiniones, un total de 407 asistentes a opinar, es decir poco más del 6% del listado nominal.

¿Quién gana? La ciudadanía que expresó su contundente rechazo a un espectáculo orquestado desde el pináculo del poder. Ganan quienes dijeron No al uso de la autoridad para dividir y confrotar. Gana una democracia silenciosa, pasiva, inmensamente mayoritaria y decidida a ser una ciudadanía que frene los excesos del poder.

¿Quién pierde? La arrogancia que desde el Palacio Nacional actúa como si este pueblo fuera de súbditos y sus gobernantes monarcas. Pierde un movimiento social que se dejó vencer por el dogmatismo, la adicción ideológica y la pobre calidad democrática de sus dirigentes. Morena con el paso del tiempo ha venido diluyendo su innovación, modernización y empatía social. Lástima.

Lo bueno de la consulta es el desempeño institucional del INE, en poco menos de sesenta días tuvo la capacidad de instalar más de 57 mil mesas receptoras de opiniones y capacitar a más de 285 mil funcionarios de mesas. Hubo toda la documentación y el material electoral, así como la logística necesaria y suficiente.

El Estado Mexicano tiene un Órgano Electoral de primera calidad mundial.

Al momento de escribir estás líneas, el INE calcula una participación del 7 al 7.5% del listado nominal, su mensaje es escrupulosamente cuidadoso, mesurado, inteligente.

Pero en el Zócalo tienen otros datos: el fracaso, el boicot, el sabotaje, los culpables que están en otras partes, nunca en sus propias limitaciones.

Se ven nubarrones de venganza desde la presidencia. Esperemos, la guerra apenas empieza.