Los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz culminan participación en el torneo del golf de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020, en donde el primero repuntó de manera positiva con la esperanza de subir al podio por primera vez en la historia de este deporte.

Ancer, no logró llegar a pelear metal alguno que pudiera registrar su labor con una buena tarjeta para quedarse en el puesto 14, ya que había estado por debajo de los 10 primeros sitios.

Sin embargo, tuvo un mejor repunte en la última ronda, logró una tarjeta de 272 golpes (-12) con 69, 69, 66 y 68 en cada una de las etapas del certamen olímpico. El registro en el campo fue de 5 birdies, 11 pares y 2 bogeys.

En tanto que Ortiz, quien en la ronda tres se mantuvo con aspiración de podio, en la ronda cuatro no pudo mantener el ritmo y poco a poco descendió lugares para finalizar en el 42 con 279 golpes (-5).

La labor del jalisciense fue reportado con una tarjeta de 65, 67, 69 y 78 para el puesto 42 y 279 finales. Este domingo hizo tres birdies, 7 pares, 6 bogeys y 2 dobles bogey.

“Los caballeros dieron una gran participación, lucharon desde el principio. Pusieron a vibrar a todos los mexicanos, desafortunadamente no se dio la medalla, pero a seguir trabajando. Nos damos cuenta de que los mexicanos estamos hechos para cosas grandes”, resaltó el entrenador Santiago Casado.

Casado resaltó el esfuerzo de ambos jugadores en el campo en donde dejaron todo por estar entre los primeros sitios.

La medalla de oro fue el estadounidense Xander Schauffele al sellar el último putt para par en el hoyo 18 para completar 266 golpes (-18).

En segundo puesto quedó el eslovaco Rory Sabbatini, quien cerró con una tarjeta de 61 golpes (-10) para un total de -17 y medalla de plata. El bronce en disputa por un grupo de siete jugadores que registraron 15 debajo de par.