Este viernes, se dio a conocer que el gobierno de Estados Unidos encabezado por el presidente Joe Biden, ha impuesto una serie de sanciones a la policía cubana y a dos de sus líderes como respuesta a las fuertes agresiones y represión en contra de los manifestantes.

Ante esta situación, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos indicó que las sanciones impuestas, que en gran parte parecían ser simbólicas, eran una reacción a “acciones para reprimir las protestas pacíficas y prodemocráticas en Cuba que comenzaron el 11 de julio”. Sin embargo, posteriormente se especificó que los objetivos de las sanciones son dos líderes de Policía Nacional Revolucionaria de Cuba.

Por su parte, el presidente Joe Biden indicó que “Estados Unidos está tomando medidas concertadas para impulsar la causa del pueblo cubano”.

Por último, el mandatario norteamericano  también especificó que se han emitido las órdenes correspondientes a los departamentos del Tesoro y de Estado que le informen en un mes sobre cómo permitir a los estadounidenses enviar remesas a los cubanos sin que el gobierno de La Habana se beneficie.