La Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), refrenda el compromiso por la salvaguarda de las personas migrantes, con especial atención a los grupos en situación de vulnerabilidad como niñas, niños y adolescentes, así como personas adultas mayores y mujeres, incluyendo las que se encuentran embarazadas.

En este sentido, y con relación a las medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para brindar auxilio a quienes se encuentran alojados en la casa del migrante Senda de Vida, en Reynosa, Tamaulipas, el instituto informa lo siguiente:

El INM no tiene bajo su administración o control dicho albergue y, en estricto apego a las reformas migratorias vigentes, tampoco permite el acceso o permanencia de ninguna persona menor de edad sola o en núcleos familiares en sus instalaciones migratorias.

A pesar de la imposibilidad de albergar a dicha población, esta autoridad, basada en los principios de salvaguarda y respeto a los derechos humanos, así como auxilio humanitario, sumará esfuerzos con las autoridades federales y locales para coadyuvar y cumplir con la medida cautelar de la CNDH respecto a tan delicada situación.