El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García planea tomar posesión del gobierno el próximo 3 de Octubre, sin embargo la Fiscalía de la General de la República lo tiene en la mira y está por consignar su expediente.

La FGR acusa a Samuel García de lavado de dinero de por lo menos 40 millones de pesos de 2016 a 2020 mediante una red de empresas fantasma.

De acuerdo con información, en el expediente que tiene la FGR se investiga la defraudación fiscal también de su esposa Mariana Rodríguez, su suegro Jorge Gerardo Rodríguez y su padre Samuel Orlando García Mascorro.

Entre los cuatro se habría establecido una red de lavado de dinero mediante empresas fantasma, con movilización masiva de recursos, falta de declaración fiscal y el uso de empresas factureras como fachada.