Científicos dedicados al estudio de hielo glaciar descubrieron un virus de casi 15 mil años de antigüedad en dos muestras tomadas de una meseta tibetana en China.

El estudio fue publicado en la revista Microbiome, el cual revela microbios y virus muy distintos a los ya identificados hoy en día, tras permanecer congelados han logrado sobrevivido durante años. Los resultados de la investigación podrían permitir a los científicos entender mejor la evolución de los virus durante los siglos.

“Estos glaciares se formaron gradualmente, y junto con el polvo y los gases, muchos, muchos virus también se depositaron en ese hielo”, mencionó Zhi-Ping Zhong, uno de los autores del estudio e investigador en el Centro de Investigación Polar y Climática Byrd, de la Universidad Estatal de Ohio en EE.UU.

El equipo creó un método de análisis, para estudiar este tipo de microorganismos en hielo y no contaminar las muestras.

Los expertos analizaron núcleos de hielo tomados de la cima de Guliya, a 6.705 metros sobre el nivel del mar, en el oeste de China, en 2015. Estas muestras contienen capas de hielo que se fueron acumulando durante años, atrapando todo lo que se encontraba a su alrededor, creando así una especie de línea de tiempo que los científicos utilizan para comprender más sobre el cambio climático, los virus y los gases a lo largo de la historia.

Los investigadores lograron determinar la edad del núcleo de hielo tomado como muestra, donde fueron encontrados 33 diferentes tipos de virus, de los cuales cuatro ya habían sido identificados con anterioridad, sin embargo, fueron hallados 28 tipos de virus nuevos.

Matthew Sullivan, coautor del estudio y director del Centro de Ciencias del Microbioma de Ohio, menciona también “estos virus tienen características de genes que les ayudan a infectar células en ambientes fríos”, sin embargo estas no son tan fácil de extraerlas por lo que el método desarrollado por Zhi-Ping para descontaminar los núcleos y estudiar microbios y virus en el hielo podría ayudar a buscar secuencias genéticas en otros entornos helados.

El análisis de los investigadores, mostró que los virus probablemente se originaron en el suelo o las plantas, no en los animales o los seres humanos.

Por su parte, Lonnie Thompson, uno de los principales autores del artículo, mencionó que el estudio de los virus en los glaciares es relativamente nuevo, pero es un área de la ciencia que se está volviendo más importante a medida que cambia el clima.