Con 28 votos a favor y 14 en contra, el senado de Chile ha aprobado este miércoles la ley que permitirá el matrimonio civil entre parejas homosexuales, sin embargo la ley todavía debe ser votada en la cámara de diputados para que pueda entrar en vigor.

A comparación del Acuerdo de Unión Civil (AUC) que se encuentra vigente desde 2015, la iniciativa legislativa promovida contempla la adopción y la filiación entre parejas del mismo sexo. Cabe destacar que el pasado primero de junio, el presidente de Chile Sebastián Piñera, anunció que buscaría impulsar “con urgencia” la ley de matrimonio igualitario: “Pienso que ha llegado el tiempo de garantizar esa libertad y esa dignidad a todas las personas” indicó el mandatario.

Rolando Jiménez, activista y presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), comentó que este proyecto lleva diez años fraguándose: “Llevamos diez años desde que planteamos el primer proyecto de ley en una moción parlamentaria con un grupo de senadores, no es un tema de derechas o izquierdas, no es un caballito de batalla ideológico de nadie, tiene que ver con la dignidad y con los derechos humanos de los niños”.

El proyecto inicialmente ingresó al parlamento en 2017, sin embargo fue quedando rezagado hasta que se estancó por 4 años, fue hasta las recientes declaraciones de Piñera que se retomó la discusión legislativa.

De ser aprobado el proyecto, Chile se estaría convirtiendo en el octavo país de América Latina en legislar a favor de leyes más adecuadas para las parejas homosexuales, el país andino se uniría así a Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y varios estados mexicanos.