as autoridades de la región rusa de Yakutia, en Siberia Oriental, recurren a tecnologías de ingeniería climática para luchar contra los devastadores incendios forestales.

En particular, especialistas del Servicio de Protección Forestal Aérea usaron este lunes y martes aviones especiales para provocar lluvias artificiales en las tres provincias más azotadas por el fuego.

Para ello, usaron un avión especial An-26 ‘Tsiklón’ a bordo del cual va montado un ventilador que lanza a las nubes cartuchos con yoduro de plata. “Bajo los efectos del reactivo se forma agua en las nubes y en las zonas de incendios se producen precipitaciones, necesarias para la extinción de los fuegos y que reducen significativamente su intensidad“, explicaron en el centro operativo regional. Por otra parte, también aseguran que se esperan lluvias naturales en los próximos días.

En Yakutia ya han ardido más de 1,5 millones de hectáreas de bosques, mientras los incendios forestales siguen golpeando la región de Karelia (al noroeste del país), donde el área afectada por el fuegos es ya de alrededor de 9.000 hectáreas.