Especialistas de la NASA han transferido con éxito el telescopio espacial Hubble a unidades de respaldo responsables de la operación de instrumentos científicos. La fuente de la falla del telescopio fue el regulador de voltaje en la fuente de alimentación, que, a juzgar por los resultados de las comprobaciones, finalmente falló, según el sitio web de la NASA.

Hace unas semanas, se produjo una de las mayores interrupciones en el funcionamiento del observatorio. Desde el 13 de junio, el telescopio pasó a modo seguro y no realizó observaciones científicas.

Inicialmente, se asumió que la computadora NSSC-1, responsable de administrar y coordinar el trabajo de los instrumentos científicos, falló, pero su reinicio y los intentos de cambiar a la unidad de memoria de respaldo no funcionaron. Luego, la atención de los especialistas se centró en otros sospechosos: la unidad CU/SDF (Command Unit/Science Data Formatter) (cuya función es formatear y enviar comandos y datos), y la unidad de control de la fuente de alimentación.

El 14 de julio, después de largos controles y varias pruebas, la NASA finalmente estableció el motivo de la falla. Esta se ubicaba en la unidad de control de potencia, la cual contiene un regulador de voltaje que suministra cinco voltios a la computadora de carga útil. Si el voltaje cae por debajo o excede los niveles aceptables, dicha computadora se apagará automáticamente.

Los científicos concluyeron que el estabilizador estaba averiado y suministraba constantemente un voltaje inaceptable a la computadora, o en todo caso que el circuito de protección secundario de la computadora se averió y no era capaz de salir de ese estado.

Dado que todos los esfuerzos de los especialistas no llevaron a la reanudación de la fuente de alimentación, se decidió activar el procedimiento previamente planeado para cambiar a módulos redundantes, incluido un regulador de voltaje redundante. El cambio comenzó el 15 de julio y un día después la agencia informó que tuvo éxito. Finalmente se encendió la computadora de carga útil en espera, se cargó con el software de vuelo y se volvió al modo de funcionamiento normal.

Misterio

Los ingenieros ahora están monitoreando el equipo para asegurarse de que todo funcione correctamente y han comenzado el proceso de restauración de los instrumentos científicos que aún se encuentran en modo seguro. Posteriormente, serán calibrados y solo después de eso, el telescopio podrá volver al trabajo científico completo.

Ahora el equipo del Hubble tiene que empezar a encender los instrumentos científicos del telescopio. Podría llevar hasta una semana volver a las operaciones completas, según Paul Hertz, director de la división de astrofísica de la NASA.

Sin embargo, todavía falta resolver el misterio de por qué dejó de funcionar. Sin importar el hardware encontrado defectuoso, Hubble ya no tiene una copia de seguridad. Si vuelve a fallar, eso podría significar el fin del histórico telescopio. “Cualquiera que sea ese componente, está en muchos otros satélites”, dijo Hertz. “Siempre queremos entender qué funciona y qué no en el espacio”, agregó.