Un oso atacó tres veces consecutivas a sus domadores durante un espectáculo de circo en la ciudad rusa de Berezovsky (provincia de Kémerovo).

Bajo la pequeña carpa de circo Arlequín se desarrollaba un número llamado ‘Los osos conducen’, cuando el plantígrado agarró la pierna de una entrenadora y la tiró al suelo. Luego, volvió a atacar a la mujer y después comenzó a enfrentarse con otro adiestrador, mientras la audiencia permanecía en sus asientos a escasa distancia, aparentemente tranquila.

El video se volvió viral en la redes, donde numerosos internautas expresaron su repudio por la decisión de los domadores de seguir con el espectáculo a pesar del visible estrés del oso. Otros usuarios pusieron en duda el valor estético de este tipo de presentaciones y llamaron a prohibirlas.