Este miércoles 4 de julio, el gobierno de Cuba autorizó excepcionalmente y con carácter temporal, la importación por la vía del pasajero, es decir del equipaje acompañante en el viaje, los alimentos, aseos y medicamentos sin limite de valor de importación y libre de pago de aranceles.

Así lo anunció el primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz,  en un mensaje transmitido por televisión. La medida, aprobada por el Ministerio de Finanzas, iniciará el próximo lunes 19 de julio y se mantendrá en vigor al menos hasta el 31 de diciembre.

Al mismo tiempo, el servicio de internet móvil quedó restablecido en Cuba, a través de las tecnologías 3G o la 4G, sin embargo era imposible acceder a las redes sociales y a las aplicaciones de mensajería instantánea con datos móviles.

Rodríguez Parrilla afirmó que el Gobierno de EE.UU. llevó a cabo una campaña a través de la red social Twitter, con la etiqueta #SOSCuba, para incitar el malestar social en la isla. Por su parte, la Casa Blanca llamó ayer martes 13 de julio, al rápido restablecimiento de “todos los medios de comunicación, los digitales y los no digitales”.

”Cerrar el acceso a la tecnología, cerrar los canales de información, eso no hace nada para responder a las necesidades y legítimas aspiraciones del pueblo cubano”, dijo el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price.

Cabe destacar que el pasado 11 julio, cientos de cubanos salieron a las calles de la isla, para protestar por el desabastecimiento y los precios elevados de los alimentos en medio de la crisis sanitaria causada por el coronavirus.

Las protestas fueron las más numerosas en décadas contra el Gobierno cubano desde el llamado “Maleconazo” de 1994. Los activistas cubanos denunciaron bloqueos en internet y la detención de cientos de manifestantes.

Díaz-Canel Bermúdez -presidente de Cuba desde el 10 de octubre de 2019 y primer secretario del Partido Comunista de Cuba, elegido por la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba en sustitución de Raúl Castro Ruz-, se dirigió a la nación y declaró que Estados Unidos era responsable de los disturbios, en los que murió una persona.

”Habrá una respuesta revolucionaria. Por eso convocamos a todos los revolucionarios comunistas a que salgan a la calle donde se vayan a producir estas provocaciones y enfrentarlas con decisión”, instó el mandatario cubano a través de su cuenta de la red social Twitter.

El llamado fue atendido por multitudes que también salieron a las calles a manifestarse a favor del Gobierno cubano, gritando consignas a favor del extinto presidente Fidel Castro Rus y la revolución de la isla caribeña, que finalizó en 1959.