El 19% de quienes inician una empresa en México son mujeres, esto según cifras del Inegi. La paridad de género aún está lejos en el emprendimiento, esto se ha convertido en una forma más de autoempleo que un paso con miras a crecer una empresa.

El 82% operan de forma informal, de acuerdo con el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

Kay Brawn y las hermanas Giovanna y Viviana Jiménez buscan cambiar esa situación con su experiencia en mercadotecnia pero, sobre todo, con la intención de entender mejor qué necesitan las emprendedoras mexicanas, iniciaron en 2019 el diseño de Womenly, una plataforma de pagos para mujeres en las que vender o comprar productos a través de un Women Wall, una especie de vitrina virtual para mostrar tus productos.

No es un marketplace, pero se parece en tanto que conecta la oferta y demanda de mujeres a través de la tecnología. Esta app elimina la necesidad de tener un sitio web, pues es posible vincular las redes sociales del negocio, ser contactadas por clientes potenciales a través de WhatsApp y obtener calificaciones y comentarios de sus clientes para motivar a la compra informada. Todo organizado por ubicación, categorías, ranking, comentarios y palabras clave de búsqueda.

El proyecto ya opera en México y tiene planes inmediatos para expandirse a Estados Unidos y Canadá. Brawn y las hermanas Jiménez ya tienen planes a mediano plazo para llegar a Colombia, El Salvador y Cuba, y una etapa más avanzada a Brasil y España.

“Ofrece pagos online de forma segura, ya que opera con Stripe, uno de los motores de pago más reconocidos a nivel mundial. Funciona por medio de links de pago programados con el monto a cobrar, que el cliente podrá liquidar con cualquier tarjeta de crédito o débito desde cualquier parte del mundo”, explica Brawn.

Además, ofrece capacitación continua en diferentes niveles para las emprendedoras, oportunidades de vinculación y networking.

El proceso para crear la plataforma ha involucrado el talento de desarrolladoras y la colaboración con consultoras que se enfocan en la incubación de negocios, y que son precisamente quienes imparten las sesiones de capacitación a las que pueden acceder las usuarias de Womenly.

Brawn, explica que la plataforma tiene ventajas ante los principales retos que las mujeres enfrentan al emprender, como la falta de conocimientos para empezar los negocios, economía de bajo contacto por la pandemia, la saturación de redes sociales o no contar con proveedores de confianza. Para ello, proponen las capacitación segmentada en módulos, la plataforma de pagos que cuenta con la garantía y respaldo de Stripe, así como un escaparate digital para mostrar los productos y promover la vinculación entre mujeres de la comunidad que puedan fungir como proveedoras.

Pese a que el proyecto tiene dos años de vida, busca captar a gran parte de las mujeres que decidieron iniciar un negocio a partir de la irrupción de la pandemia que, de acuerdo con el IMCO, asciende a 1.3 millones de mujeres en el país.

Womenly inició con capital de sus fundadoras, pero a futuro planean una ronda de inversión para impulsar el proyecto, que cuenta con la retroalimentación constante de 100 de sus primeras usuarias, a quienes consideran “las fundadoras”, y que fueron elegidas a partir de una convocatoria lanzada en abril. Ellas les harán saber cómo mejorar la experiencia de usuaria, el diseño de la plataforma o la calidad y naturaleza de los contenidos que ofrecen en la capacitación. Todo a cambio de contar con los beneficios de la plataforma.

La plataforma está disponible a través de su sitio de internet y también de las tiendas virtuales para sistemas operativos Android e iOS.