• El equipo mexicano debutó en la Copa Oro con un partido frente a su similar Trinidad y Tobago en Arlington, Texas.

El duelo fue poco favorable para la selección mexicana debido al mal arbitraje del costarricense, Ricardo Montero, quien lejos de los penales no marcados, dejó pasar una falta en contra del jugador mexicano, Hirving “Chuky” Lozano.

Durante una jugada al delantero le cometieron una fuerte falta que aunado a la errada salida del portero trinitario, dejaron sobre el césped a el Chuky sangrando de la ceja izquierda y noqueado.

Hirving, estuvo sin sentido algunos minutos, el árbitro se tardó en darle la entrada a las asistencias y cuerpo médico de la selección mexicana. El jugador salió en camilla, con un collarín puesto, rumbo al hospital.

De acuerdo al reporte médico de la Federación Mexicana de Fútbol,  el mexicano fue internado en un hospital de Dallas, tuvo que ser sometido a una reconstrucción de la ceja izquierda en manos de un cirujano plástico. También el golpe le provocó una híper-extensión del cuello por lo cual el jugador debe usar el collarín, deberá realizarse una valoración neurológica y se espera que su recuperación tome entre 4 y 6 semanas por lo que es baja definitiva por el resto del torneo.

La decisión de los médicos, fue que el pasado domingo Lozano saliera del hospital. Ahora se encuentra en recuperación en el hotel de concentración de la escuadra mexicana.