La empresa de mensajería enfrenta una queja por parte de grupos de consumidores de la Unión Europea, los cuales señalan que la plataforma presiona a los usuarios para que acepten una actualización de privacidad, las cuales violan las regulaciones del bloque.

La organización Europea de Consumidores (BEUC, por sus siglas en francés) presentó una queja este lunes 12 de julio, en la cual afirma que las condiciones de WhatsApp no son transparentes ni fáciles de entender para los usuarios.

Según la directora general del BEUC Monique Goyens, “WhatsApp bombardea a los usuarios durante meses con mensajes emergentes agresivos y persistentes para obligarlos a aceptar sus nuevos términos de uso y política de privacidad”.

Por su parte WhatsApp señaló que la queja se basa en un malentendido del propósito y efecto de la actualización y agradecería la oportunidad de explicárselo a la BEUC.

“Nuestra actualización reciente explica las opciones que tienen las personas para enviar mensajes a una empresa por WhatsApp y brinda mayor transparencia sobre cómo recopilamos y usamos los datos”, declaró la empresa de mensajería.