Este domingo falleció a los 87 años Jesús “Chucho” Arroyo, dueño del emblemático Restaurante Arroyo, al sur de la Ciudad de México, y entusiasta de la tauromaquia en México.

En un comunicado emitido por el Restaurante Arroyo, daban a conocer el deceso de don “Chucho”, quien había pasado los últimos meses hospitalizado, y agradecieron el apoyo y cariño que le brindaron familiares, amigos y colaboradores en los últimos tiempos.

De inmediato, representantes del sector gastronómico, así como de la tauromaquia, expresaron sus condolencias a la familia y lamentaron la partida del empresario.

“Chucho” Arroyo llegó a la Ciudad de México desde Tulancingo, Hidalgo, donde comenzó su carrera en la gastronomía apoyando a sus padres en un negocio de barbacoa ubicado cerca de la Fuentes Brotantes, al sur de la capital, que más tarde se convertiría en el emblemático Restaurante Arroyo.

Por el establecimiento, que se convirtió en uno de los más reconocidos en la ciudad, desfilaron políticos, artistas y celebridades.