La esposa del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, Joanna Santillán dio positivoa la prueba de detección de la COVID-19, por lo que el mandatario estatal canceló su asistencia a un evento que se tenía programado en el Tribunal de Arbitraje y Escalafón.

De acuerdo con diferentes medios locales, la esposa del mandatario ya se encuentra aislada en Casa Jalisco, mientras que el gobernador dio negativo en su primera prueba y se realizará una segunda el próximo viernes.

A medio día de este lunes, el gobernador todavía ofreció su conferencia de prensa semanal para informar la situación de la pandemia en Jalisco