Siguiendo con las actividades de preparación para recibir el mandato de Michoacán, el gobernador electo, Alfredo Ramírez Bedolla realizó un llamado al Congreso del Estado para que no se apruebe la venta de bienes muebles e inmuebles que propone la administración de Silvano Aureoles.

Así mismó indicó a los particulares que estén interesados en adquirir bienes muebles e inmuebles del estado, para que no los adquieran esas propiedades pues luego de que Ramírez Bedolla entre al gobierno, las ventas serán desconocidas por su administración.

“Hago un llamado a los privados que estén interesados, no coman ansias, sean prudentes y al Congreso le pido que actúe con responsabilidad”, mencionó Ramírez.

Así mismo, el gobernador electo indicó que estas declaración fueron realizadas de esa forma pues a su consideración se trata de bienes que le pertenecen a los michoacanos por los que ni el ejecutivo ni el legislativo están en condiciones de rematarlos, mucho menos para saldar cuentas pendientes, previo al cierre de la administración.

“Cuando sea gobernador no daré ningún contrato de las ventas que pudieran llegar a hacerse en los próximos meses, ya que estos inmuebles no le pertenecen al gobierno estatal, sino a los michoacanos”, finalizó Ramírez Bedolla.