Conoce los beneficios que tiene para tus piernas caminar

El ejercicio físico nos ayuda a generar endorfinas, por lo que es muy recomendable para mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés, caminar es una actividad que todas las personas realizan a lo largo del día y proporciona múltiples beneficios a nuestra salud ya que es uno de los ejercicios más fáciles y compensatorios.

Este ejercicio, también tiene bienestar emocional como dedicar tiempo a sí mismo o un bien social  como las personas que caminan en grupo, quedan con amigos o conocidos.

Debemos preocuparnos por que al envejecer nuestro cuerpo se mantenga en una forma saludable ya que entre mayores o jóvenes, la inactividad, por ejemplo durante dos semanas debilita la fuerza muscular de las piernas en un tercio, lo que equivale a 20-30 años de envejecimiento.

Si los músculos de nuestras piernas se debilitan, llevará mucho tiempo recuperarlos, incluso si hacemos rehabilitación y ejercicios por ello caminar, es muy importante ya que todo el peso o carga corporal permanece y descansa sobre las piernas.

En ellas tenemos el 50% de nuestros huesos y 50% de los músculos, las articulaciones y huesos más grandes y fuertes del cuerpo humano también se encuentran en las piernas, el 70% de la actividad humana y la quema de energía en la vida se realizan con los dos pies.

Cuando una persona es joven, sus muslos tienen fuerzas suficientes para levantar un automóvil pequeño, el pie es el centro de la locomoción corporal, entre ambas piernas juntas tienen el 50% de los nervios del cuerpo humano, el 50% de los vasos sanguíneos y el 50% de la sangre que fluye a través de ellos, es la gran red circulatoria del cuerpo.

Caminar también hará que tus pies se mantengan sanos, entonces la corriente convencional de sangre fluye suavemente, por lo que las personas que tienen músculos fuertes en las piernas definitivamente tendrán un corazón fuerte

Cabe destacar que el envejecimiento comienza desde los pies hacia arriba, cuando una persona envejece, la precisión y velocidad de transmisión de las instrucciones entre el cerebro y las piernas disminuye.

Además, el llamado Calcio Fertilizante Óseo tarde o temprano se perderá con el paso del tiempo, haciendo que los ancianos sean más propensos a las fracturas óseas que pueden desencadenar fácilmente una serie de complicaciones, especialmente enfermedades fatales como la trombosis cerebral.

Ejercitar las piernas, nunca es tarde, incluso después de los 60 años, los pies y piernas envejecen gradualmente con el tiempo, por lo que  ejercitar nuestros pies y piernas es una tarea de por vida y solo fortaleciéndolas, se puede prevenir un mayor envejecimiento.

Expertos recomiendan caminar por lo menos 40 minutos diarios para que las piernas reciban suficiente ejercicio y para asegurarse de que los músculos de estas permanezcan saludables.