El embajador de Haití en Santo Domingo, Smith Augustin, informó la mañana de este lunes que la primera dama de su país, Martine Moïse, está con vida y recibe los “cuidados que merece su caso en un hospital de Puerto Príncipe”.

En una conferencia de prensa, Augustin señaló que Martine se encuentra “estable”, luego de haber sido herida de bala en el ataque armado en el que fue asesinado su esposo, el presidente haitiano, Jovenel Moïse.

Más temprano hubo reportes de que Martine había fallecido en el hospital al que fue trasladada. Concretamente, el médico Hans Larsen, presidente del Comité Olímpico de Haití, durante una llamada telefónica al programa Hoy Mismo, del canal dominicano Color Visión, dijo que la primera dama habría muerto a primeras horas de la mañana.

En la rueda de prensa, el embajador haitiano también informó que los hijos de la pareja Moïse se encuentran “en lugares seguros bajo protección”.

El ataque armado a la residencia privada del mandatario haitiano, ubicada en el barrio de Pelerin de Puerto Príncipe, se produjo alrededor de la una de la madrugada, informó un comunicado del primer ministro interino del país, Claude Joseph.

Un grupo de individuos aún desconocidos, “algunos de los cuales hablaban español”, dispararon y asesinaron al mandatario.

El asesinato de Moïse, de 53 años, ocurrió a menos de tres meses de celebrarse las elecciones presidenciales y legislativas en Haití, previstas para el 26 de septiembre, a las que el mandatario no podía presentarse.

Augustin señaló, en la conferencia de prensa, que, tras este magnicidio, el futuro de Haití debe enfocarse en “tratar de conseguir la paz, la respuesta a la inseguridad actual, ir a las elecciones para poder tener ya el 7 de febrero (de 2022) un nuevo Gobierno electo”.