Ruth Olvera Nieto solicitó apoyo a las autoridades federales y estatales con el objetivo de desplegar un operativo para ayudar a las personas que quedaron atrapadas bajo la lluvia, o al interior de vehículos que fueron arrastrados por la lluvia.

“El Hospital González Herrejón se encuentra inundado, bajo poco más de un metro de agua y con riesgo de pérdida de energía eléctrica, lo que pondría en peligro las vidas de los pacientes que requieren uso de respiradores artificiales”, señaló la alcaldesa.

En ese sentido, Ruth Olvera expresó en su misiva, “apelo a su sentido de solidaridad en estos momentos tan difíciles, en los que necesariamente se requerirá mano de obra, presupuesto y voluntad de todas las partes para atender un evento de esta magnitud”.