Murió a los 91 años Richard Donner, director de las películas más famosas de los años 80s, informó sin dar más detalles su esposa.

Entre las filmes más taquilleras están: Superman (1987), The Gonnies y Lethal Weapon (Arma Mortal).

Donner fue responsable de crear el Superman de Christopher Reeve, una de las versionas más populares del superhéroe.

“Su ‘Superman’ es el arquetipo de las películas actuales de superhéroes. Seguiremos tratando de alcanzar el listón que dejó entonces”, indicó el presidente de Marvel, Richard Feige, durante un homenaje a Donner organizado en 2017 por la Academia de Cine.

También el entonces presidente de DC Entertainment, Geoff Johns, definió en esa gala a “Superman” como “la mejor película de superhéroes de la historia“, y alabó a Donner por hacer creer al público “que un hombre podía volar”.

El estreno de Superman: The Movie, que tuvo un presupuesto inicial de 55 millones de dólares, recaudó 300 millones de dólares en taquilla.

En las décadas de 1980 y 1990 siguió dirigiendo “Blockbusters“: volvió a contar con Gibson para “Maverick” (1994) y “Conspiracy Theory” (1997), después de trabajar con Bill Murray en la comedia navideña “Scrooged” (1988) así como con Antonio Banderas y Sylvester Stallone en “Assasins” (1995).

“Ser director fue el mejor regalo del mundo. No fue trabajo. Fue un placer”, aseguró Donner durante la gala en su honor organizada en 2017 por la Academia.

Donner se enamoró de su esposa, la productora Lauren Shuler, tras trabajar juntos en “Ladyhawke” y empezó a producir junto a ella varios proyectos, como la tercera entrega de “The Omen” y la trilogía infantil “Free Willy“.

En sus últimos años activo, fue el productor ejecutivo de la taquillera “X-Men” (2000) y su precuela “X-Men Origins: Wolverine” (2009), que mantuvieron viva su conexión con las películas de superhéroes.

Nacido en el Bronx (Nueva York) en 1930, Donner estudió empresariales y teatro; comenzó su carrera como actor en escenarios fuera de Broadway, pero enseguida se interesó por la dirección y empezó a hacer sus pinitos en televisión.