Dos cohetes alcanzaron la base militar de Estados Unidos en la zona del yacimiento petrolífero de Al Omar, en la provincia siria de Deir Ezzor, comunicó el portavoz de las milicias kurdas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), Farhad Shami.

“Dos cohetes de origen desconocido impactaron el lado occidental del yacimiento de Al Omar en Deir Ezzor, que se encuentra bajo la protección de las fuerzas de las FDS”.

Shami señaló que el ataque fue lanzado desde las posiciones de unos grupos proiraníes.
De momento no se ha informado de víctimas ni de destrucciones tras el impacto de los cohetes.
Momentos más tarde, el portavoz de la Operación Resolución Inherente en Irak y Siria liderada por EEUU, Wayne Marotto, aseguró en un tuit que los recientes informes sobre el ataque contra las fuerzas estadounidenses en Siria no correspondían a la realidad.

“No hay verdad en los informes de que las fuerzas de EEUU en Siria fueron atacadas con cohetes hoy (4 de julio)”, tuiteó.

Hace una semana, el 28 de junio esa base sufrió otro ataque de cohetes, sin provocar heridos.
Un día antes, el 27 de junio los aviones de guerra de EEUU bombardearon varias instalaciones en la frontera entre Siria e Irak que supuestamente usaban las milicias apoyadas por Irán.
Según medios, el ataque aéreo dejó un niño muerto y tres heridos en Siria, así como se cobró la vida de miembros de la milicia iraquí Al Hashd al Shaabi.
El Ministerio de Exteriores sirios condenó el ataque, al subrayar que este tipo de acciones atenta contra la soberanía de Siria e Irak.